Lorenzo:»Intentábamos fichajes imposibles»

En octubre de 2003, con Pachi Izco todavía en sus primeros años, Osasuna fichó como secretario técnica a un joven y desconocido Juanjo Lorenzo.

No tardó en hacerse un nombre en el mundo del fútbol, ya que fue responsable de algunos de los mejores fichajes que ha hecho el club. Logró tener la que probablemente fue la mejor plantilla de la centenaria historia, y coincidieron con los mayores logros deportivos. Actualmente trabaja para el Leganés, y ha tenido la amabilidad de respondernos unas preguntas recordando sus 7 años en el conjunto navarro.

¿Cómo fue su llegada a Osasuna en octubre de 2003?

Muy rápida, yo estaba trabajando en el Real Madrid, era el responsable de futbol internacional. Un día me llamo Patxi Izco, al que no conocía personalmente, quedamos un par de veces en Madrid y empezó la aventura.

Usted era muy joven, más que algunos de los jugadores de la plantilla. ¿Eso complicaba su trabajo?

Sí daba vértigo, mucho, llevaba poco más de cuatro años trabajando junto a Ramón Martínez en Valladolid y Real Madrid, un gran maestro, pero siempre en segundo plano, y desde ese momento todo iba a ser diferente, un gran reto…

Su llegada fue un punto de inflexión, al menos visto desde fuera, en la forma de fichar del club. Un estudioso del fútbol, veía decenas de partidos al mes, con fichajes exóticos y una sensación muy profesional.

No lo sé la verdad si fue un punto de inflexión, yo tenía una idea de dirección deportiva y me encontré un club con bases y creencias muy sólidas, lo primero que hice fue ver donde estaba, conocer al máximo a la gente, al entorno, solo desde el conocimiento previo de donde llegas puedes empezar a modificar cosas

La evolución del trabajo del director deportivo es constante, en un fútbol cada vez más dimensionado y profesionalizado. Diferentes procesos, scouting, captación, negociación, estadística avanzada,… ¿Qué es lo que más ha cambiado de sus inicios a la actualidad?

Buff…. Hace 17 años y parecen dos siglos… ha cambiado todo. Los clubes ahora somos mucho más profesionales, la tecnología en todos los aspectos del juego ha ayudado mucho. En Osasuna todavía grabábamos partidos en video en aquella etapa, programándolos el fin de semana, y si se iba la luz en Tajonar… pues te quedabas sin partidos. Imagínate suena prehistórico, ahora dando a un botón tienes editados los últimos cincuenta partidos de cualquier jugador del mundo. Antes lo difícil era encontrar información y ahora es procesar la sobre información.

Algunos directores deportivos son unos ‘locos’ del fútbol, pero su trabajo no se limita sólo de eso. Hay duras negociaciones y un mundo comercial que poco tiene que ver con lo deportivo. ¿Es fácil adaptarse a ello, o se apoyan en personas específicas que sólo negocian fichajes y contratos?

Yo creo que los directores deportivos cada vez ven menos futbol, hay equipos de scouts mas amplios y el trabajo se diversifica y se comparte, afortunadamente, porque llegas a mas sitios. En cuanto a la negociación la estructura de cada club es diferente, pero el inicio del proceso siempre está en la dirección deportiva

Coincidiste con los mejores años de la historia del club a nivel deportivo. Aunque visto en perspectiva, se escaparon varias oportunidades. Cerca de ganar la Copa del Rey, a punto de entrar en la fase de grupos de la Champions, y esa UEFA de 2007 donde con un poco más de suerte quizá se podía haber ganado. ¿Le queda esa sensación de oportunidades perdidas?

Sí, obviamente son momentos que pueden cambiar la historia de un club, pero visto con perspectiva esos tres años consecutivos fueron maravillosos, pudieron haber sido mejores, pero creo que serán muy difícil de repetir en la historia del club y yo tuve la fortuna de vivirlos. Personalmente me arrepiento de no haberlos disfrutado más porque a veces la tensión diaria no te permite poner las cosas en su valor real.

¿Cómo se vivió la primera Final de Copa de la historia del club?

Fue algo increíble, en la ciudad no se hablaba de otra cosa, muy emocionante. Lastima el resultado, creo que competimos bien en la final, llegamos muy justos. Milosevic volviendo de una lesión, y Pablo Garcia que jugo lesionado y que no sé como pudo aguantar el partido… bueno porque era Pablo García.

Tras un año para enmarcar se juega uno su histórica participación en Champions ante un gran Hamburgo. Los alemanes tenían un auténtico equipazo, lleno de internacionales y jugadores que valían mucho dinero. Sin embargo se les pudo ganar, a Osasuna le faltó muy poco.

Sí, nos eliminaron con un gol en fuera de juego, algo que poca gente recuerda. Allí sufrimos, empatamos a cero pero ellos fueron mejores aunque tampoco tuvieron ocasiones muy claras, pero en la vuelta creo que merecimos ganar. Tuvimos el partido para el 2-0 y al final se nos escapó… una pena. Un balón parado suyo, y una clarísima de Webó en el último que todo el estadio canto gol.

Se habló de que, en caso de haber pasado esa eliminatoria, se iba a hacer un fichaje de relumbrón (se especuló con Saviola). ¿Era así, había un último nombre para cerrar la plantilla de llegar esa situación?

Lógicamente hubiese habido movimientos, la intención era reforzar un poco mas la plantilla con el dinero que aportaba la Champions.

Lo ‘bueno’ que tuvo la eliminación es que permitió a Osasuna vivir UEFA inolvidable. Se superaron muchas eliminatorias, se venció a grandes equipo y la final quedó a un paso. ¿Cómo vivió esa semifinal, qué faltó para pasar?

La Uefa fue como un regalo envenenado al principio, previa durísima contra el Trabzonsport, porque el sistema era diferente y los eliminados no pasaban directamente a fase de grupos. Con el equipo todavía con la mente en la previa de Champions perdida, inicio de Liga con dudas… Luego una fase de grupos correcta pero tampoco espectacular y empezaron las eliminatorias en febrero. El equipo estaba más tranquilo en Liga y a partir de ahí empezó el sueño, 6000 rojillos en Burdeos, la imagen de la grada al salir al campo antes del partido es algo que siempre se me quedara grabado. El gol de Javad en la vuelta en el último segundo, el ambiente de Ibrox y luego claro la victoria en el Bay Arena por 0-3… que cosas. Y llegaron las semis contra el Sevilla, de mis siete años en Osasuna la ida contra el Sevilla, en mi opinión, fue nuestro mejor partido. Prácticamente no nos llegaron, el equipo jugo increíble, el 1-0 fue muy corto y ahí estuvo la clave. En la vuelta fueron mejores, aunque llegamos otra vez con Savo sin poder jugar, y ellos tenían un equipazo con Alves, Kanoute, Luis Fabiano, Adriano, Poulsen…

En sus siete años cerró numerosos fichajes, más allá del rendimiento deportivo, ¿de qué jugador o jugadores se siente más orgulloso?

Creo que nosotros intentábamos cosas que a priori a veces parecían imposibles, o por el cache del jugador o por posibles rivales en su contratación. Pero éramos “pesados”, la mayoría de las veces no salían, pero alguna salía. A mi particularmente me hizo mucha ilusión el fichaje de Ricardo, había coincidido con él en el Valladolid y sabía que a su nivel nos iba a dar mucho y en ese caso acertamos, porque estuvo fantástico.

En su primer verano contrató libre a Milosevic, uno de los mejores jugadores de toda la historia del club y que había marcado 16 goles en un equipo de Champions. Empezó fuerte.

Bueno, ahí gran parte del mérito también es de Patxi. Desde el momento que le comentamos la opción, que al principio parecía una quimera, dijo que había que hacer lo imposible por traerlo, era un jugador totalmente fuera de nuestro prisma habitual por todo. Un riesgo que al final salió bien, creo que a pesar de estar muy machacado físicamente, disfrutamos de un delantero de primer nivel mundial.

Y en 2006 ficha a Nekounam, probablemente el fichaje que más reconocimiento le dio. ¿Cómo se llega a contratar a un iraní que juega en Emiratos Árabes y rinde así?

Javad fue un fichaje obviamente de riesgo, de los que si salen mal te dan “palos” por irte a buscar a un iraní que al final no resulta. Sin embargo salió bien, fue complicado, pero yo estoy convencido de que sólo disfrutamos de Javad a tope el primer año, era increíble, sino se hubiese lesionado hubiera acabado seguro en un grande. Luego tras la lesión dejó de abarcar tanto campo, cambio un poco su estilo de juego, pero aun así fue un jugador clave en el equipo.

Se comenta que celebró su amarilla en el segundo partido del Mundial de Alemania como un título. Eso evitaba que jugara el tercero y pudieran verlo más equipos.

Sí es cierto, jugó a un buen nivel contra México y Portugal, estaba en ese momento sin contrato y otro partido más era mayor riesgo. Nosotros sabíamos que el agente no iba a negociar de verdad hasta después del Mundial, pero afortunadamente ningún equipo de más nivel reparo en él.

Y no era algo casual, ya que en 2004 tenía muy avanzado a Larsson y su gran Eurocopa hizo que se esfumara su fichaje. ¿Qué recuerda de aquello?

Pues fue un poco como lo de Savo. Nos llega que Larsson, que era un ídolo total en el Celtic, se quiere ir de Escocia y quiere jugar en España. Monetariamente no llegábamos ni de lejos a lo que ganaba allí, pero le llamamos y la cosa se iba poniendo cada día un poco mejor. Llegaba la Euro 2004 y en ese momento Larsson estaba fuera de la selección por un problema con el entrenador, pero el asunto llegó a tal nivel que en Suecia los hinchas hicieron una petición pública para que fuese convocado. Al final fue a la Eurocopa, se salió y lo firmo el Barcelona.

Además del sueco, hubo otros nombres como Negredo, Hosni, Klasnic, … ¿No sé si recuerda como de cerca estuvieron, qué paso, si quiere añadir algún otro nombre de gran jugador que casi llega…?

Negredo estuvo literalmente hecho y fue uno de los días mas ingratos que yo he vivido, por situaciones que es mejor no comentar. Klasnic estuvimos con él, quería venir, pero acababa de salir de un trasplante de riñón y era un riesgo grande. Hosni fue un deseo pero creo que nunca estuvimos cerca.

Volviendo a Nekounam, su excelente temporada le puso en el radar de grandes equipos, pero su lesión de rodilla le sacó del mercado y luego jugó 7 años en Osasuna. ¿Cree que puede pasar algo similar con el Chimy Ávila?

Pues no lo sé, el Chimy estaba a un nivel increíble antes de la lesión. Si vuelve a ese nivel lo normal es que siga llamando la atención.

Quizá su venta más amarga fue la de Pablo García, hace pocos días el jugador contó que tenía un contrato vitalicio sobre la mesa que ahora seguramente firmaría. Aunque claro, con Madrid y Barcelona detrás, con Casal (propietario del 50%) queriendo vender. Era imposible retenerle.

Ahora que están muy de moda los reportajes que muestran las entrañas de un club, el trabajo de la dirección deportiva, etcétera, si aquella tarde en el despacho del presidente hubiese habido una cámara… creo que habríamos sido récord de reproducciones en internet…jaja. Era muy complicado, el contrato, el momento de Pablo, su representante Paco Casal… lo intentamos pero teníamos poca defensa.

Tampoco sería fácil la marcha de Javi Martínez, canterano del club que se marchó a Bilbao por 6M€. Se habló mucho sobre las razones de su salida.

No hubo nada raro, Javi es un chaval majísimo, él tenía en el contrato dos claúsulas, una hasta que jugase cinco partidos con el primer equipo y otra a partir de ahí. El Bilbao pagó la primera cláusula y eso fue todo, ofreciéndole un contrato increíble al jugador y decidió marcharse.

Osasuna es un equipo de cantera. ¿Cómo afronta uno su trabajo sabiendo que le van a poner la lupa a cada fichaje, es más incómodo sabiendo que muchos miran al Promesas con cada contratación?

No, para nada. Nosotros nos “auto-obligábamos” a subir todos los años como mínimo a un jugador de la cantera al primer equipo. Hubo años increíbles, con generaciones fantásticas, te hablo de memoria pero creo que en el equipo que acaba cuarto había doce jugadores formados en Tajonar. Luego llego Raúl García, Nacho Monreal, Cesar Azpilicueta…un lujo.

En las últimas semanas los aficionados rojillos seleccionaron el once histórico de los 100 años del club. En el había muchos jugadores fichados por usted. ¿Qué se siente cuando de manera indirecta se reconoce así su trabajo?

Jajaj seguro que si hiciesen el once digamos de los menos “recordados” habría alguno de la época también. Creo que hay que mirar todo en global, fueron siete años muy bonitos, con una gente maravillosa, y para mi en lo personal con amigos para toda la vida, de dentro y de fuera del futbol.

Además usted fue el ‘arquitecto’ de la posible mejor plantilla de la historia, la de la temporada 2006/07. Ahora es Braulio quien busca emular ese trabajo. De momento parece que está acertando. ¿Qué le parece su trabajo?

No me gusta comentar el trabajo de los demás compañeros, creo que los que estamos dentro sabemos que es difícil y que depende de muchos factores. La temporada de Osasuna es realmente buena y por lo tanto él como máximo responsable de la confección de la plantilla tiene gran parte de ese mérito. Además dice mucho del club también que después de la desilusión del primer año del periplo de Braulio al no entrar en playoff, la confianza siguió intacta y los resultados han llegado… como te he dicho en el futbol influyen muchos factores.

En la actualidad forma parte del Leganés, donde está de entrenador Aguirre, una leyenda del osasunismo. ¿Qué se puede decir de él y de su capacidad de motivar a los jugadores?

Creo que a Javier todos los rojillos lo conocen, tiene una personalidad arrolladora. Llego en un momento duro para nosotros y el equipo mejoró bastante, ojalá podamos acabar la Liga y salvarnos.

El Leganés es el propietario de Arnáiz, cedido en Osasuna. Su calidad es incuestionable, ¿qué le ha faltado para ‘romper’ como jugador?

No lo sé la verdad, yo sigo pensando que es un jugador que puede ser importante en Primera División

Los navarros se guardaron una opción de compra. Con el parón ha podido cambiar, pero, ¿pensaban que era una especie de fichaje en diferido, que pagarían esa opción sí o sí sabiendo lo que le gusta a Braulio?

Esa pregunta es mas para Osasuna que para mi… en la cesión hay una opción de compra y veremos lo que pasa a final de temporada.

Volvemos al verano de 2007, se acaba un proyecto exitoso. Osasuna ve como se marchan algunos de sus mejores jugadores y debe cambiar el equipo por completo. ¿Cómo fue ese mercado de fichajes y ventas?

Duro. Creo que el club dio un salto claro al mercado internacional, nuestros jugadores empiezan a sonar con fuerza en otras Ligas, rumores, cambios, creo que lo podríamos haber gestionado mejor… pero quizá también peor.

Llegan un jovencísimo Carlos Vela, Portillo, Pandiani, Hugo Viana, Plasil,… Son jugadores con nombre. De todas esas incorporaciones, una de las que más recuerda la afición es la del checo. Algunos dicen que era un futbolista por encima de nuestras posibilidades. ¿Lo ve así?

Jaro era un tipo fantástico, que era feliz en Pamplona. Venía de jugar en Mónaco, en un estadio “mudo” y se encontró El Sadar. Creo que es un jugador que si lo conoces y ves en los equipos donde ha estado, fue un poco infravalorado por el mercado, para mi tenía calidad para jugar en un grande.

Y otro fichaje fue el de Dady, oficiosamente el jugador más caro de la historia del club (3,5M€). ¿Pesa la responsabilidad cuando va a firmar una operación así?

Si sabes los números globales no, obviamente a él le peso el estigma de ser el jugador más caro. Sólo estuvo bien el primer año, y cuando pensábamos que iba a ir en progresión ascendente, desapareció. Pagamos 3,5M€, firmó cuatro años con un contrato medio-bajo de la época, es decir, en la amortización anual no era ni de lejos uno de los jugadores más caros para el club. Pero él siempre llevo el peso de su traspaso.

Fue interesante la apuesta por Nico Medina. De haber salido mejor su fichaje, Osasuna se hubiera atrevido más a traer jugadores jóvenes con futuro como inversión?

A Nico le paso de todo, pobre, difícil adaptación, lesiones, no acabó de romper, y luego su carrera cuando salió de Osasuna tampoco fue lo que apuntaba en el Sub-20.

¿Cómo recuerda su salida del club?

Como un proceso lógico después de 7 años. Es difícil aguantar tanto, sobre todo cuando tienes una relación estrecha y casi diaria con el presidente y los dos muchas veces con opiniones contrarias. En fútbol siempre hay un principio y un fin, pero yo a Patxi siempre le estaré agradecido por la oportunidad. Me ficho con 26 años, un total desconocido, visto ahora una pequeña locura y luego en el trabajo el día a día con él fue realmente bueno.

Para acabar, tras las nuevas fases que se han conocido del estado de alarma, ¿cree que se retomará la Liga?

Ojalá que primero salgamos de esta lo antes posible, es una tragedia todo lo que esta pasando, increíble… el fútbol es secundario, a mi me gustaría que se acabase la Liga pero ahora mismo creo que nadie sabe realmente lo que va a pasar.

 

 

 

1 comentario

  1. Gurea Gorri says:

    Se moja mucho! K recuerdos me ha traido.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*