Una final para la historia

El partido que acabamos de presenciar pasará a la historia del baloncesto y de los JJOO. La selección española ha tuteado a algunas de las mayores leyendas de este deporte. Jugadores como LeBron James, Kobe Bryant, Carmelo Antonhy o Kevin Durant han sufrido más que nunca para lograr una victoria importantísima. El honor de ‘su’ deporte ha estado en juego durante 40 minutos.

El equipo de Sergio Scariolo había dejado algunas dudas en los primero partidos del torneo. La falta de ambición y competitividad parecía haberse apoderado del conjunto nacional, lo que había supuesto la derrota ante Rusia y Brasil. Pero la final es otra cosa, tener enfrente a los mejores te hace crecer, sentir su ego te hace creer e ir igualándoles en el marcador te obliga a soñar. Tras un buen comienzo, con un Navarro a nivel de estrella NBA, los americanos cogieron algo de ventaja en el marcador, pero el segundo cuarto con Sergio Rodríguez como líder, dejó el partido en tan sólo un punto de diferencia. Los triples habían dejado de entrar para los americanos y Gasol empezaba a despertar. El pivot español protagonizó un tercer cuarto de leyenda echándose el equipo a la espalda, anotando, asistiendo y reboteando más que nadie sobre la cancha. Aun así, eso no es suficiente para vencer al combinado americano y, a falta de 10 minutos para el final, el resultado seguía con USA un punto por encima. Para este último cuarto, España esperaba el despertar de Calderón y la vuelta de Marc que había pasado mucho minutos en el banquillo por esa inoportuna cuarta falta. La selección mantuvo el tipo, pero en los minutos finales el partido comenzó a escaparse y nada se pudo hacer.

Este 107-100 pasará a la historia del baloncesto. Es probablemente la mejor final de los JJOO, nadie pensaba que se le podía disputar el título a los americanos hasta casi el final. Una nueva plata olímpica para una generación única e irrepetible a la que sólo le ha faltado ganar un oro. Este no ha llegado, pero tutear a esas estrellas, ponerles en jaque, obligarles a llevarles al límite y rozar la proeza, equivale casi a esa medalla de oro. Partidos así, en los que uno se levanta una y otra vez del asiento, engrandecen a este deporte y empujan a exhibir el orgullo tremendo que produce esta selección.

elSadar.com también en facebook: http://www.facebook.com/elSadarcom
y twitter: http://twitter.com/elSADARcom

Únete y participa con nostros!

 

Contacta con nosotros para conseguir la camiseta

Contacta con nosotros para conseguir la camiseta

4 comentarios

  1. Café Roch says:

    Mal sabor de boca el resultado final de este partido, se ha estado a punto de ganar a un conjunto donde las individualidades rompieron el marcador. España casi hizo historia y nunca dio el partido por perdido.

  2. pero jugaba alguiende osasuna o ke?………

  3. navarrico3 says:

    mozo, es q habia un Navarro en la seleccion jajaj

Responder a José Carlos Valenciano Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*