La permanencia en la mano

Por tercera jornada consecutiva Osasuna se enfrenta a una nuevo posibilidad de lograr la salvación matemática, siendo esta vez mucho más probable de alcanzarla.

Las dos últimas derrotas han evitado que se consiguiera de forma definitiva, si bien es virtual desde hace dos semanas. El pasado sábado incluso se pudo lograr antes de jugar ante el Real Madrid, pero la SD Huesca dio la sorpresa y lo evitó. Ahora mismo dos equipos ya no pueden superar a los navarros: Eibar y uno entre Elche y Alavés por su enfrentamiento directo de la jornada 36. Los números dicen que prácticamente en tres de cada cuatro casos se logrará el objetivo este mismo fin de semana. Si Osasuna gana la permanencia será matemática, en todos los casos, y si empata prácticamente también ya que valdría no ganara el Huesca, que perdiera el Valladolid o que no ganaran Elche y Alavés. Por tanto las opciones son numerosas y superan el 80% de los casos. Perdiendo sí que se complicaría más, valiendo poco más de un tercio de los casos. Se necesitaría una derrota del Huesca, o una doble derrota de Elche y Alavés.

Como Elche, Alavés y Huesca juegan antes que los rojillos, vuelve a ser posible que el encuentro se dispute con el objetivo ya hecho, o que se vayan dando resultados para tenerlo cada vez más factible. El Valladolid sí que juega el domingo, dejando alguna puerta abierta para tener opciones de conseguir el objetivo matemático un día después del partido.

*ACTUALIZACIÓN:

Tras la derrota del Elche ante la Real Sociedad y el empate del Alavés ante el Levante, la salvación se conseguiría con una derrota de la SD Huesca ante el Cádiz.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*