Con todo a por la renovación

Osasuna afronta las últimas seis jornadas de Liga virtualmente salvado, sólo falta esperar a que las matemáticas digan que el objetivo está hecho, y es momento de planificar la próxima temporada que debe ser la de la consolidación en Primera División.

Desde que llegó al conjunto navarro en 2017, seguramente este sea el verano que más trabajo tiene por delante Braulio Vázquez. Y es que hay posiciones que reforzar, y sobre todo hay otras que en caso de salida tocará buscar un jugador diferencial. Todo pasa por atar a los jugadores que su rendimiento ha puesto en el mercado. Hay tres casos principales que abordar, los de Moncayola, David García y Nacho Vidal. Éstos dos últimos acaban contrato el próximo verano, por lo que es imprescindible ampliar esos contratos para evitar una marcha en 2022 sin recibir nada a cambio. La cláusula del central es de 14M€ y la del lateral de 30M€, siendo el 50% de los derechos del Valencia. Muchos equipos pueden ofertar a la baja conociendo su situación contractual, y eso pondría a Osasuna en una posición débil de negociación si los jugadores quisieran salir ante los posibles salarios de sus destinos. Si se marcharan sería todo un problema para la dirección deportiva, ya que no sería nada fácil encontrar unos sustitutos de garantías para dos puestos titulares con el dinero que se pudiera ingresar. El caso del internacional sub-21 es diferente, pues su contrato finaliza en 2024, pero los 12M€ de su cláusula no parecen un obstáculo para otros equipos teniendo en cuenta su edad y proyección. Si la dirección deportiva es capaz de ampliarle el contrato, estaría asegurándose su presencia al menos un año más y sobre todo ingresar una cantidad más importante de dinero si es que en el futuro saliera.

Atar a estos tres jugadores será fundamental para afrontar el próximo mercado de fichajes, en el que los esfuerzos deben centrarse en la delantera donde a priori habrá varias salidas. Seguramente también se busque otro portero, un central y/o lateral derecho, un lateral izquierdo, que podría ser nuevamente Manu Sánchez, y un extremo, a la espera de lo que pase en el apartado de salidas. Rubén Martínez, Adrián, Roncaglia, Jonás Ramalho, Manu Sánchez, Calleri, Budimir y Jony finalizan su compromiso con Osasuna el próximo 30 de junio, y otros con contrato podrían estar en la rampa de salida.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*