Osasuna sigue irreconocible

(Jor.19) Osasuna 1-3 Athletic

Osasuna sigue con su mala dinámica y cae estrepitosamente con un hat-trick de Sancet, salido hace años de Tajonar, que dio la vuelta al tanto inicial de Kike García.

No empezó nada mal el partido para los rojillos, de nuevo con tres centrales, que en el primer minuto de partido tuvo el primer remate. Moncayola intentó sorprender a Unai Simón con una falta lejana que salió cerca del palo. Pudo adelantarse el conjunto vasco en un uno contra uno de Sancet ante Sergio Herrera, pero el portero sacó una gran mano para salvar a los navarros. En el 9, Kike García adelantó a Osasuna con una gran cabezazo a un centro medido de Moncayola. No duró mucho la alegría, y enseguida volvieron los fantasmas de las últimas jornadas. En el 16, no se supo detener una contra bilbaína, que acabó con un centro de Williams que mandó a la red el navarro Sancet. A partir del empate, se volvió a ver falta de confianza en Osasuna, algo que se agravó con un nuevo tanto de Sancet, al rematar otro centro lateral. En el 27, Kike García cabeceó en área pequeña un córner, parando sin problemas Unai Simón. Los rojillos no eran capaces de generar peligro, ni de combinar con criterio. Los tres centrales y dos delanteros dejaban muy solo a Lucas Torró, pero tampoco servían para defender mejor y atacar con más contundencia. En el 37, un disparo de Budimir salió desviado. Justo antes del descanso tuvo Nacho Vidal la mejor ocasión para empatar, rematando solo en el área y viendo como Balenziaga taponaba el balón.

En la reanudación el guión fue similar, quizá con Rubén García y Cote tratando de jugar más y poner más balones al área, pero con un resultado similar. En el 57, Sergio Herrera salvó mandando a córner un potente disparo de Muniain tras una jugada personal de Berenguer. La sentencia llegó en el 67, con Sancet empujando en área pequeña un balón de Berenguer y sentenciando el partido ante su exequipo. En el 75, Javi Martínez cabeceó en el área, aunque el balón fue de nuevo taponado por un defensa. Pudo ampliar más la ventaja el conjunto vasco, primero con un remate de Sancet que salió rozando el palo, y después con un gol anulado a Iñaki Williams por fuera de juego. Sólo con la salida del Chimy Ávila el equipo ganó mordiente. El argentino estuvo a punto de acortar distancias en el minuto 85, con un potente disparo que golpeó en el larguero tras rozar el balón Unai Simón. Ávila quiso poner la rabia por los once que había sobre el césped, y se pasó de revoluciones con una fea entrada sobre Nico Williams que pudo costarle la expulsión. El colegiado lo dejó en amarilla, pero un pique posterior le supuso la segunda tarjeta y el equipo se quedó con diez.

Décima jornada sin ganar y, sobre todo, otro partido en el que el equipo parece haber perdido la confianza y el hambre. No se está terminando de acertar en los planteamientos, y falta más determinación en las áreas.

Ficha técnica:

OSASUNA: Sergio Herrera; Nacho Vidal (Barja m63), Unai García (Chimy Ávila m73), David García, Juan Cruz, Cote (Manu Sánchez m81); Lucas Torró, Moncayola; Rubén García (Javi Martínez m73); Kike García, Budimir (Roberto Torres m63).

BILBAO: Unai Simón; De Marcos, Yeray, Íñigo Mtz, Balenziaga (Nolaskoain m90); Berenguer (Nico Williams m75), Dani García (Vesga m75), Vencedor, Muniain (Petxarromán m90); Sancet (Nico Serrano m84), Williams.
GOLES: 1-0 Kike García (m9), 1-1 Sancet (m16), 1-2 Sancet (m24) y 1-3 Sancet (m67).
ARBITRO: Ortiz Arias (colegio madrileño), amonestó a Yeray, Íñigo Martínez, Sergio Herrera y Lucas Torró, y expulsó por doble amarilla a Chimy Ávila.
Partido disputado en El Sadar ante 16,206 espectadores.
*Foto laliga.es

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*