Un halo de esperanza

Dentro de la mala situación de Osasuna, que en estos momentos ocupa el último puesto de la tabla tras seis partidos sin ganar, la vuelta de Calleri ha sido la nota positiva.

Y es que la delantera de Osasuna fue de lo mejor en Valladolid, con Budimir marcando su segundo gol de la temporada y entendiéndose bien con el argentino. Anteriormente había tenido su oportunidad Enric Gallego, pero su falta de acierto de cara a portería y una serie de actuaciones discretas le dejaron en el banquillo a pesar de su indudable entrega. Calleri aporta otras cosas y junto a Budimir pueden ser la llave para comenzar a ganar partidos.

No obstante, la sangría de goles recibidos es igual de importante, por lo que habrá que trabajar también atrás para que la delantera pueda sumar.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*