Sin opción

(Jor.14) Osasuna 1-3 Villarreal

El Villarreal superó a Osasuna de principio a fin en un partido marcado por dos rigurosas decisiones arbitrales. Se puso muy cuesta arriba en la primera mitad y sólo en el tramo final se peleó por empatar.

Arrasate optó por repetir alineación salvo en la portería, donde la sorpresa fue ver a Rubén Martínez en el marco rojillo. El partido comenzó con la misma mala dinámica de jornadas anteriores, ya que en el minuto 6 Gerard recibió en el área y picó ante Rubén para marcar con relativa facilidad. Se volvía a poner muy difícil para los navarros, que necesitaban ganar para salir de los puestos de descenso. En el 13, Calleri recibió en el área y su remate a la mediavuelta fue taponado. En la repetición se vio como Albiol agarró claramente al argentino, sin embargo el VAR incomprensiblemente no alertó al árbitro. Por si fuera poco, en el minuto 18 Aridane cometió falta sobre Fer Niño cuando éste se encaminaba al área, y vio la tarjeta roja en una acción muy rigurosa. Por tanto, gol nada más empezar, penalti no pitado y a jugar con uno menos más de 80 minutos. Se ponía casi imposible. En el 28, Fer Niño batiría a Rubén tras un pase de Yeremy, para dejar muy encaminado el triunfo visitante. Osasuna estaba noqueado cuando todavía quedaban dos tercios de partido. En el 33, Rubén despejó un cabezazo de Niño.

En la reanudación salió ligeramente mejor Osasuna, aunque era el Villarreal el que tenía las ocasiones de gol. En el 54, Moi Gómez remató fuera cuando tenía todo a su favor tras un buen pase de Gerard. En el 59, Rubén evitó con el pie otro tanto visitante. En el 61, fue el palo el que evitó el tercero al repeler un potente disparo de Gaspar que llegaba desde atrás. El Villarreal estaba rozando la goleada, y parecía un partido acabado. En el 65, Budimir recibió en el área y disparó blando y desviado. Todo cambiaría en el minuto 69, cuando Rubén García fue objeto de penalti y Roberto Torres lo transformó. Los navarros se ponían 1-2 con tiempo por jugar, y comenzaron a apretar en buscar del empate. No llegaban las ocasiones claras, pero sí habían ganado metros y el Villarreal parecía más nervioso. El arreón duró hasta que, en el minuto 85, de nuevo Gerard batió a Rubén y puso el 1-3 definitivo.

Preocupante situación de Osasuna en un partido en el que prácticamente no pudo competir. Su primera mitad fue muy mala, tanto con once como con diez, si bien es cierto que fue perjudicado por el árbitro. En la segunda el Villarreal le volvió a superar, aunque se apeló a la épica tras el 1-2. Ahora sólo vale ganar el martes al Elche.

Ficha técnica:

OSASUNA: Rubén; Nacho Vidal (Roncaglia m89), Aridane, David García, Juan Cruz (Unai García m23); Oier (Javi Martínez m89), Moncayola (Barja m71); Roberto Torres, Calleri (Brasanac m46), Rubén García; Budimir.

VILLARREAL: Asenjo; Gaspar, Albiol, Pau Torres, Estupiñán (Costa m46); Trigueros, Parejo; Niño (Rubén Peña m83), Yeremy (Chukwueze m72), Foyth (Moi Gómez m46); Gerard (Millán m88).
GOLES: 0-1 Gerard Moreno (m6), 0-2 Fer Niño (m28), 1-2 Roberto Torres (p) (m69) y 1-3 Gerard Moreno (m85)
ARBITRO: Figueroa Vázquez (colegio andaluz), amonestó a Yeremy, Gerard, Oier y Unai García, y expulsó por roja directa a Aridane.
Partido disputado en El Sadar.
*Foto laliga.es

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*