Punto trabajado y corto

(Jor.16) Osasuna 1-1 Alavés

Osasuna volvió a afrontar un partido difícil al quedarse con 10 al inicio. Aun así se repuso, tuvo las mejores ocasiones y se adelantó. Sin embargo un riguroso penalti acabó con las opciones de triunfo.

Arrasate optó por volver a jugar con dos delanteros, recuperando el once titular que alineó en Valladolid. Y los dos atacantes rojillos fueron protagonistas en el minuto 6, cuando Calleri realizó una gran jugada por banda y, alcanzando línea de fondo asistió a Budimir que remató al palo casi sin ángulo. Y en la siguiente acción volvió la mala fortuna que persigue a Osasuna esta temporada. Un balón largo dejó solo a Deyverson ante Rubén, que lo derribó viendo la tarjeta roja directa. Parecía que podía ser fuera de juego del brasileño, pero Juan Cruz se había quedado rezagado y le habilitaba por pocos centímetros. Otra vez tocaba a los navarros jugar contra la corriente. Budimir fue el sacrificado para dar entrada a Sergio Herrera. A pesar de la inferioridad, el Alavés no lograba poner en apuros a los rojillos, que incluso tenían llegadas puntuales. En el 28, Aridane cabeceó fuera en un córner, y en el 31 Rubén García lo intentó de lejos disparando a manos de Pacheco. Hasta el 42 no llegó la primera ocasión visitante, con Joselu cabeceando cruzado y fuera en un córner aprovechando una salida de Sergio Herrera. En el descuento Osasuna pudo adelantarse, primero por medio de una carrera de Moncayola por banda que trató de sorprender a Pacheco con un disparo muy lejano, sin lograr ver puerta. Y en el último minuto con una falta directa que lanzó Rubén García directa al palo.

En la segunda mitad no había apenas ocasiones, con Osasuna cómodo atrás a pesar de la inferioridad y con poca precisión en las jugadas de ataque. En el 67 todo cambió, ya que los rojillos gestionaron a la perfección una contra, llegando Enric Gallego al área rival donde asistió a Roberto Torres que marcó llegando desde atrás. El gol dio ritmo al Alavés, que veía que su superioridad numérica no le servía para poner en apuros al rival y que encima iba perdiendo. En el 73, un riguroso penalti señalado por el VAR tiró por tierra el trabajo navarro. El colegiado había señalado falta, pero el VAR le hizo cambiar de opinión a pesar de que la imagen no era nada clara y que no fue a verla. Lucas Pérez transformó la pena máxima. Era el único remate entre los tres palos del conjunto visitante, a pesar de jugar casi todo el partido con uno más. Osasuna siguió sin rendirse, y buscó llegar a la portería rival por todos los medios. En el 88, David García estuvo a punto de marcar con un cabezazo que salió rozando el palo tras un centro perfecto de Roberto Torres con la izquierda.

Otro amargo empate que no sirve para sacar a Osasuna del descenso. Los navarros pudieron ganar los dos últimos partidos, pero la mala fortuna y las decisiones arbitrales parecen perseguirles.

Ficha técnica:

OSASUNA: Rubén; Nacho Vidal, Aridane, David García, Juan Cruz; Oier, Moncayola (Javi Martínez m92); Roberto Torres (Barja m89), Calleri (Enric Gallego m46), Rubén García (Jony m89); Budimir (Sergio Herrera m11).

ALAVÉS: Pacheco; Ximo Navarro, Laguardia, Lejeune, Duarte; Edgar, Manu García, Pina, Luis Rioja; Deyverson, Joselu.
GOLES: 1-0 Roberto Torres (m67) y 1-1 Lucas Pérez (p) (m74).
ARBITRO: Jaime Latre (colegio aragonés), amonestó a Oier, Calleri, Sergio Herrera, Deyverson, Pina, Lejeune y Jota Peleteiro, y expulsó por roja directa a Rubén Martínez.
Partido disputado en El Sadar.
*Foto laliga.es

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*