Victoria importante con imprevisto

(Jor.21) Osasuna 2-0 Levante

Victoria importantísima y necesaria para Osasuna, que rompe la mala racha, y sirve para mantenerse en la zona media. El partido estuvo empañado por la lesión del Chimy Ávila.

Salieron los rojillos mirando a la portería rival, tratando de imponerse en su campo desde el principio, y los primeros remates no tardaron en llegar. En el minuto 3, el Chimy Ávila aprovechó un balón suelto en el área para rematar a manos de Aitor. En el 4, fue Moncayola el que probó fortuna con un disparo desde la frontal que salió alto. La ocasión más clara del primer tiempo llegó en el minuto 6, cuando Rubén García sacó raso un córner para que Roberto Torres, de primeras, rematara con potencia al larguero. El Levante pudo sorprender en el minuto 7, cuando Rochina aprovechó una buena asistencia de Roger para plantarse delante de Sergio Herrera, pero no la supo aprovechar rematando fuera con el exterior. El partido comenzó a tener continuos parones, con los visitantes muy cómodos viendo como se paraba el juego. A Osasuna le costaba finalizar más las jugadas, y sólo acabó en remate un balón de Torres que salió a córner.

En la reanudación, Brasanac se internó en el área y su pase atrás golpeó en un defensa y obligó a Aitor a evitar el gol. Los navarros seguían mejor que sus rivales, que parecían más preocupados en que el juego no fluyera. En el minuto 57, una mal gesto del Chimy Ávila levantó todas las alertas. El argentino quedó tendido en el suelo, agarrándose la rodilla y tuvo que ser sustituido. Sus compañeros dieron un paso adelante para ir a por el partido. En el 68, una jugada personal de Adrián acabó con un disparo desviado. El partido tuvo un punto de inflexión en el minuto 78, cuando en un córner Brasanac cayó al suelo. El colegiado no señaló nada, pero el VAR le llamó a revisar y señaló pena máxima por el golpe de Campaña sobre el serbio. Rubén García fue el encargado de transformar el penalti y poner el 1-0. En el 81, Róber Ibáñez realizó una jugada individual que acabó con un disparo cruzado fuera. El partido quedó sentenciado en el 83, cuando Cardona se internó en el área y su pase atrás llegó a Íñigo Pérez que fusiló a Aitor Fdez. Poco antes del final, Sergio Herrera evitó el tanto de Morales que se había metido en el área tras ganar la espalda a la defensa.

Victoria tan importante como necesaria, que deja un sabor agridulce por la más que probable grave lesión de Ávila.

Ficha técnica:

OSASUNA: Sergio Herrera; Nacho Vidal, Aridane, David García, Estupiñán; Moncayola, Brasanac, Roberto Torres (Íñigo Pérez m68), Adrián (Cardona m68), Rubén García; Chimy Ávila (Róber Ibáñez m57).

LEVANTE: Aitor Fdez; Toño, Rubén Vezo, Postigo, Cabaco, Rochina, Miramón, Melero (Vukcevic m77), Campaña, Borja Mayoral (Morales m71), Roger.
GOLES: 1-0 Rubén García (p) (m80) y 2-0 Íñigo Pérez (m83).
ARBITRO: Soto Grado (colegio riojano), amonestó a David García, Brasanac, Róber Ibáñez, Campaña, Vukcevic y Rochina.
Partido disputado en El Sadar ante 14.667 espectadores.
*Foto laliga.es

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*