Íñigo Pérez volvió a jugar

El pasado jueves Osasuna disputó un partido amistoso en Tajonar ante la Real Sociedad que acabó con empate sin goles. La noticia más importante fue que Íñigo Pérez se volvió a vestir de corto.

El centrocampista navarro no disputaba un partido desde marzo, cuando se resintió de su lesión en el pie. Hay que recordar que hace un año recibió un pisotón de Javi Ros en un partido ante el Zaragoza, y desde ahí se ha perdido varios meses de competición. El año pasado fue una de las incorporaciones más importantes, y Osasuna tuvo que sobreponerse a su baja y aun así logró un ascenso incontestable. Ahora, con jugadores ya rodados en su puesto, y con el conjunto en una categoría superior deberá pelear para tener una oportunidad. Ante la Real jugó de lateral izquierdo, un puesto que no es desconocido para él pero que para nada es su posición natural. Con Oier, Moncayola, Fran Mérida, Perea y Brasanac tendrá que sudar para tener minutos.

A sus 31 años, y con toda la confianza de Arrasate en él, vuelve a la máxima categoría para mostrar su fútbol.

ACTUALIZACIÓN:

El martes 15 de octubre Íñigo Pérez ha recibido el alta médica y será uno más en los entrenamientos de Osasuna.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*