Mala suerte con las lesiones

No está teniendo suerte Osasuna en las últimas temporadas con las lesiones de larga duración. La de Unai es una grave rotura más que sumar a una larga lista.

Incluso en temporadas tan buenas y celebradas como este, hay lugar para un borrón tan grande como perder a un baluarte del equipo durante varios meses. Por suerte el objetivo está prácticamente hecho, y con la pretemporada de por medio los meses de competición que se perderá serán menos. Aunque es injusto que con 26 años y en el mejor momento de su carrera le toque parar, recuperarse y esperar a ver como se recupera. El año pasado sucedió lo mismo con Sergio Herrera, lesión que seguramente costó la clasificación para el playoff y que le ha obligado a estar esta campaña a la sombra de Rubén. La temporada anterior en Primera todavía fue peor, con tres roturas de ligamento cruzado y una de tibia y peroné. Desgraciadamente viene siendo costumbre que el conjunto navarro pierda a hombres importantes por graves lesiones, algunos como Oier, Lotiès o Sisi por dos veces. La lista de lesionados de larga duración en Osasuna en la última década es larguísima:

18/19: Unai García
17/18: Sergio Herrera
16/17: Javier Flaño, Digard, Tano y Miguel Flaño
14/15: Oier y Lotiès
13/14: Nino y Sisi
12/13: Sisi, Lolo y Satrústegui
11/12: Echaide y Galán
10/11: Rúper
09/10: Medina
08/09: Roversio y Oier
07/08: Nekounam y Margairaz

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*