La planificación de la plantilla sigue adelante

Osasuna sigue trabajando para configurar la plantilla de cara a la próxima temporada. La imposibilidad de fichar a nuevos jugadores está obligando a buscar la renovación de jugadores con los que en principio no se contaba.

Las incorporaciones de Koné y Tamayo puede que sean las únicas ya que no es seguro que se puede fichar este verano aunque se paguen las deudas con los clubes. Si se mantuviera esa sanción, los navarros sólo podrían renovar a los jugadores que acabaron contrato y subir a futbolistas del Promesas. Lo primero ya se está intentado y el propio Zabaleta se ha referido en primera persona a dos de ellos. Lolo declinó la oferta de renovación ofertada y Satrústegui, que sí querría seguir, ha realizado una contraoferta al considerar que la que le presentaron era muy baja. Otros jugadores como Damià y Nino serán los próximos en recibir un oferta de la gestora. Llama la atención el caso de Satrústegui ya que el club tenía la opción de ampliar hasta 2016 el contrato, pero entendemos que habrá pasado el plazo para hacerlo. También es llamativo lo de Damià, que renovó automáticamente al jugar un determinado número de partidos, pero en el club entendían que dicha renovación no tenía validez por el descenso, mientras el jugador consideraba que sí.

En cuanto a las incorporaciones de jugadores procedentes del filial, hay bastante ilusión entre los aficionados por ver a cerca de 15 navarros y canteranos en el equipo. Hay jugadores de mucha calidad en el Promesas, el único inconveniente es que son todavía muy jóvenes, siendo algunos menores de edad.

1 comentario

  1. Cantera al poder!!!!!. Si se les dan partidos no desentonaran con los veteranos y en un par de años habrá equipo para gestas mayores.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*