César Palacios:”La salvación con Martín fue algo increíble, mi mayor logro deportivo”

César Palacios es uno de los jugadores más importantes de Osasuna en los últimos 20 años. Fue, junto a Yanguas, el único que sufrió el descenso de 1994 y estuvo los seis siguientes años peleando hasta volver a la máxima categoría. Entonces vivió uno de los momentos más importantes de su vida, lanzar el cohete que daba inicio a las fiestas de San Fermín.

Jugó en Osasuna un total de 272 partidos de Liga, 77 de ellos en Primera División, e iba encaminado a batir todos los records, como está haciendo Puñal estos días. Sin embargo, en 2004 se precipitó su salida y marchó camino Soria. Allí vivió una etapa maravillosa que dura hasta el día de hoy, ya que es el Secretario Técnico del equipo numantino.

En elSadar.com hemos podido conversar con él, todo un honor al tratarse de un histórico de Osasuna, auténtico Made in Tajonar, que sufrió y peleó por el escudo, marcó goles importantes y un jugador que acumula 469 partidos entre Primera y Segunda.

Llegaste muy joven a Tajonar y pasaste por casi todas sus categorías. Háblanos de tu llegada al equipo navarro y del trabajo que se hace con los jugadores de la cantera.

Mi llegada fue en infantiles. Jugué un torneo interescolar con Larraona, yo jugaba por entonces en el CD Pamplona, y en ese torneo que pude jugar con mi colegio y recibí el trofeo a mejor jugador. Entonces Osasuna se puso en contacto conmigo de cara a la siguiente temporada. Y así fue mi llegada a Osasuna y a Tajonar. A partir de ahí comencé a formarme no sólo como jugador, sino también como persona y siempre estaré agradecido a todas estas personas que han trabajado ahí y que intervinieron un poco en la suerte mia de poder ser jugador de fútbol. Les guardo muchísimo cariño a todos los entrenadores, delegados y demás personas que me enseñaron no sólo a ser jugador, sino también a ser persona y eso lo valoro muchísimo.

Ahora existe un pequeño debate porque cada vez hay más los jugadores de fuera de Navarra y porque el Athletic sigue fichando a jugadores jóvenes. ¿Qué opinión tienes sobre estas dos cuestiones?

Yo ahora que estoy metido en el fútbol, pero desde otra perspectiva, entiendo que es muy complicado mantener un nivel y una infraestructura de un equipo profesional como es Osasuna. Que se exigen en cierta manera resultados a nivel de primer equipo y que lleguen desde abajo jugadores. Como jugador navarro y de cantera desearía y me encantaría que pudieran estar el mayor número posible de jugadores, no sólo en el primer equipo, sino en todas las categorías inferiores que fueran navarros. Pero entiendo que es una dificultad, y entiendo que también los clubes, en este caso el Athletic, intentan aprovecharse de la materia prima que podamos tener en navarra y que es una situación complicada. A todos nos gustaría, hay que intentar apostar al máximo por esa filosofía, pero que en ciertos momentos o no hay jugadores, o no hay la calidad o las actitudes que necesitan los responsables que llevan Tajonar y a veces hay que buscarlas fuera. Pero bueno, yo estoy seguro que la mayor ilusión de toda la gente de Osasuna es que lleguen jugadores al primer equipo de la cantera y si pueden ser navarros mejor.

Palacios besa la copa de campeón de Europa

Tu destacaste muy temprano, lo que te llevó a ganar el Europeo con la selección sub16 y ser subcampeón del mundo con la sub17. Imaginamos que unas experiencias inolvidables, ¿Qué recuerdas de aquellos campeonatos?

Pues fueron unas de las cosas más bonitas que he vivido en mi vida. Quizá todavía en aquella época llegábamos con muchísima inocencia a la selección española. Ahora se da muchísima repercusión a las categorías inferiores, y con anteriores campeones, o nosotros que fuimos subcampeones del mundo, no había ni el seguimiento ni la repercusión que hay ahora. En cierto modo eso pudo ser una desventaja, pero fue algo muy positivo porqué como te digo llegas con una inocencia y con una ilusión que es tal, que vivir esas experiencias de tal manera fueron inolvidables y fue de las cosas más bonitas que me han pasado en mi vida.

En esa selección coincidiste con otros osasunistas como Gerardo y López Vallejo. Este último fue uno de los más prometedores salidos de Tajonar. ¿Que recuerdas de aquella generación de futbolistas?

Yo creo que tanto Javier como Gerardo o yo tuvimos la suerte de vivir esa experiencia juntos. Además viniendo de un club como Osasuna, estar representado por tres jugadores y además titulares en esos campeonatos, yo creo que nos hacía sentirnos como un club importante y como un club con mucha trascendencia en las categorías inferiores. Esa experiencia nos unió más, tenemos todavía nuestra amistad y cuando nos juntamos lo recordamos con muchísimo cariño. No sólo por haber estado en la selección, sino por haber vivido muchos momentos desde infantiles hasta Juveniles con Gerardo y con Javier hasta el primer equipo.

Para vosotros el debut llegó en la fatídica temporada del descenso. ¿Fue complicado ese desenlace para un jugador de 19 años?

Pues hombre, sí, fue muy complicado. Llegas con una sensación tremenda al primer equipo, no eres consciente de la responsabilidad que supone llegar ahí, lo que es la Primera División y lo que es para Osasuna y para el club mantenerse en Primera. Y entonces, ese descenso, vivirlo con gente que eran mis ídolos, ver llorar a jugadores que los veía en el campo desde pequeñito y ver sufrir a la gente por toda esa situación, lo que desembocó a ello, que fueron unos años durísimos en Osasuna, pues sí que fue un sabor agridulce. Llegar al primer equipo y casi no poder disfrutar jugar en al máxima categoría. Al tiempo te das cuenta lo que es, lo diferente que es a todo lo demás, entonces fue un momento que en esa situación quizá no tienes la mentalidad para saber asimilar o valorar lo que fue todo eso, pero que me sirvió muchísimo a lo largo de mi carrera para saber estar en estas situaciones y aprender de esas experiencias.

Después, en la etapa en Segunda, fuiste uno de los jugadores más importantes disputando cerca de 200 partidos de Liga. ¿Fueron complicados esos seis años en la categoría de plata?

Sí, fueron muy complicados a todos los niveles. A nivel institucional con cambio de presidente, a nivel deportivo con muchos cambios de entrenadores y de jugadores. No hubo estabilidad, se quiso subir a toda costa y cuando te marcas objetivos importantes y no los consigues entran los nervios. Además a nivel económico fueron situaciones muy complicadas y que tardas en valorarlo cuando las cosas se hacen bien y cuando las cosas funcionan y estás al máximo nivel. Yo creo que esa experiencia sirvió de mucho al club y a los osasunistas para valorar lo que es la Primera División. Que no era tan fácil como disputar UEFA en aquellos años y estar al máximo nivel. Yo creo que ahí se fraguaron las bases de todos estos años siguientes en Primera y de esta trayectoria que lleva ahora mismo Osasuna tan importante y que ese sufrimiento y esos momentos tan complicados que casi nos llevan a Segunda B, pues hicieron que se formaran los cimientos de lo que se está viviendo ahora.

El momento más difícil llegó en la temporada 96/97 cuando, como comentas, el equipo se salvó por los pelos del descenso a Segunda B. Un impresionante final con Martín en el banquillo y diez canteranos en el once titular evitó la debacle. Tu fuiste uno de los líderes y goleadores de esas victorias finales. ¿Cual fue la clave para lograr el objetivo?

Buff, no se, la verdad es que fue algo increíble. Siempre que me preguntan cuales han sido mis mejores momentos en mi carrera deportiva, aunque haya vivido ascensos, yo siempre digo, por lo menos en Osasuna, que es ese el momento y mi mayor logro junto al chupinazo. Personalmente ese mes, esa sensación que tuvimos de hacer algo importante en la historia de Osasuna, porqué podría haber ocurrido otro destino muy diferente. Poder disfrutarlo con la tensión que había, que fue muchísima, pero poder disfrutarlo y siendo protagonista, viendo que otra vez la afición se enganchaba al equipo, que lo cumplía todo con el que había sido mi entrenador en Juveniles, en el filial, que había sido una persona importante en mi carrera, y al cual le tengo muchísimo agradeciemiento y cariño. A mis compañeros con los que había estado en las categorías inferiores, hacen del momento especial e inolvidable. Como digo, para es como si hubiésemos conseguido un trofeo importantísimo porqué nos veíamos abocados a una situación que no sabíamos si iba a haber retorno, y pudimos solventarlo en un sprint. Encima tuve la suerte de ser protagonista metiendo dos goles que quizá fueron los más importantes de mi carrera y por los que más feliz me puedo sentir.

Celebrando el tanto al Mallorca a falta de tres jornadas para el final de Liga

Tu buen rendimiento esas temporada, despertó el interés de equipos de Primera División por tí. ¿Alguna vez te planteaste abandonar el conjunto rojillo?

Esos años en Segunda fueron momentos muy duros a todos los niveles y siempre se habló. Pero bueno, ya te digo que mi mente y mi máximo esfuerzo estaban dirigidos a devolver a Osasuna a Primera. Por eso me sentí como aliviado, como que había podido saldar esa deuda. En el mundo del fútbol hay siempre mucha rumorología y el jugador muchas veces ni se entera. Pero no puedo estar más contento de haber tenido una trayectoria larga en Osasuna y después de venir al Numancia.

En 2000 llegó el tan esperado ascenso, siendo tu el capitán. ¿Qué sensaciones os dejó algo así?

Pues hombre, yo creo que fue un poco la recompensa de todos esos años de sufrimiento, la recompensa a todos esos jugadores que habían pasado y personas que habían estado en el club y no lo habían conseguido, recompensa a todos esos aficionados que habían sufrido con nosotros y seguido apostando por Osasuna, recompensa a ese momento que hemos recordado del descenso de Primera División junto a mis ídolos. Entonces, tuve la suerte de convivir con ellos un tiempo, pues de esa situación tan triste, ver que se podía dar la vuelta y que volvía a estar Osasuna en Primera. Yo creo que me sentí como aliviado, que por fin me quedaba tranquilo conmigo mismo y mi labor en Osasuna. El esfuerzo de todos hizo que lo consiguiéramos, que no fue fácil y hasta el final tuvimos que sufrir. Pero como te digo se hicieron los cimientos para que en la vuelta a Primera se valorara todo y que ahora mismo Osasuna esté con una trayectoria amplia, con grandes logros deportivos estos últimos años y yo creo que disfrutando al máximo del fútbol.

Y para ti doble premio al ser el primer no político que lanzaba el chupinazo. Para un pamplonés, debe ser un momento realmente increíble.

Para mi, el momento más importante de mi vida, junto al nacimiento de mis hijos. No ha habido cosa que me haya sentir como ese lanzamiento, fue algo increíble, el privilegio de poder representar a Osasuna y a Pamplona y toda Navarra ahí en el balcón. Es indescriptible, no se puede transmitir a la gente lo que es eso, me hace estar orgulloso y sentirme privilegiado. Fue mi Champions, que cada vez que lo recuerdo me emociono y que ojalá lo pudieron vivir muchos osasunistas, muchos pamplonenes que aman a San Fermín. Por eso tengo que estar siempre agradecido a la alcaldesa, al Presidente Miranda y a todas las personas que permitieron que pudiese tirar ese cohete.

Con la llegada de Aguirre tuviste menos participación en el equipo hasta que en 2004 llegó la hora de abandonar el club. Esa temporada fue extraña ya que, tras toda la temporada luchando por entrar en Europa, se perdieron los seis últimos partidos tras el 0-3 del Bernabeu. ¿Fue díficil asimilar ese final de Liga y sobre todo tu despedida del equipo de tu tierra?

Está claro que las cosas con Aguirre deportivamente no transcurrieron como yo hubiese deseado. Después de tantos años y tantas, entre comillas, luchas y guerras que había tenido para conseguir volver a estar en Primera, pues no tuve la fortuna, el saber o la confianza de Javier Aguirre deportivamente, ya que nuestra relación personal fue y sigue siendo muy buena. Fue una temporada personalmente dura, porqué veía que me alejaba de Osasuna porqué acaba contrato y veía que no participaba. Entonces vas afrontando, piensa que estas bien mentalmente, pero luego te das cuenta que cuando llega el momento se viene todo el mundo abajo, que fue muy duro, que lloré muchísmo. Pero bueno, la vida te pone esos caminos y había que afrontarlos. Lo sufrí mucho porqué además no pude participar, como dices no conseguimos al final que fuera una muy buena temporada en los partidos finales, pero a veces también esa tristeza me hizo ver la cantidad de gente que me tiene cariño, la cantidad de osasunistas, compañeros, cantidad de gente que me hizo sentir especial en esa despedida tan triste para mi, pero que son esos momentos que te das cuenta que ese esfuerzo, esa ilusión, ese sacrificio y ese compromiso en este caso por unos colores merece la pena y que son para vivir, para disfrutar y que en ningún caso puedo olvidar.

Fue momento de recalar en el Numancia, club en el que jugaste seis temporadas, acabaste también como capitán y al que sigues perteneciendo actualmente al ser el Secretario Técnico. ¿Qué tal toda esta trayectoria en Soria?

No puedo hacer más que hablar bien de Soria y del Numancia. Aquí siempre lo he dicho, defenderé a Osasuna, a Pamplona y a Navarra en cualquier sitio, pero ahora también defenderé a Soria y al Numancia en cualquier situación. Me han hecho sentir como parte de esta familia que tiene muchas similitudes con Osasuna. Nunca pensé que fuera de Osasuna me iba a poder sentir otro más en otro club y sí lo he podido tener. Me siento un afortunado de que en mis dos clubes he podido ser una persona con cierto protagonismo, he podido ser capitán de Osasuna, el equipo de mi tierra, durante muchos años, aquí pude serlo durante cinco años y me siento un privilegiado por haber podido pertenecer a ambos clubes.

El actual capitán del Numancia es otro jugador salido de Tajonar, Nagore, que a pesar de tener 38 años sigue siendo indiscutible. El capitán rojillo, Patxi Puñal, es un caso similar y este domingo se convertirá en el jugador con más partidos de la historia de Osasuna. Tu coincidiste con él, ¿Pensabais que llegaría a ser un icono así?

Nunca se sabe, está claro que cuando estábamos Patxi, Txomin y yo en el Juvenil, todos teníamos la ilusión de jugar en Osasuna y la verdad que luego la trayectoria de cada uno ha sido distinta. Nagore partió pronto al Athletic, ha estado en muchos equipos y quizá luego encontró su casa en Soria, aunque siempre recuerda él con todo el cariño que su mayor ilusión fue jugar en Osasuna. Y Patxi se fue para volver y bueno, es un hombre de equipo, de club y que ha conseguido ser el máximo jugador reprensentando a Osasuna. No se puede hacer más que alabarle, felicitarle porqué no es fácil estar tantos años en activo, a ese nivel y en Primera tanto tiempo y que seguro que ha hecho grandes esfuerzos y sacrificios para conseguirlo. Encima sustituir a otra leyenda de Osasuna como fue Echeverría, yo creo que lo único que puede hacer es sentirse todavía más orgulloso y yo desde mi parte me sumo a todas esas felicitaciones que se merece y todo ese reconocimiento que su trayectoria tiene.

Esta temporada ha llegado a Pamplona Nano, un exjugador vuestro que no ha tenido un debut muy esperanzador. Cuando llegó tuviste muy buenas palabras hacia él. ¿Sigues confiando en que rendirá a buen nivel en Primera?

Sigo diciendo las mismas palabras que dije en ese momento. Nano es muy buen chico, totalmente del estilo de Osasuna, muy responsable y trabajador. Lo que pasa es que la Primera División es muy complicada, se está jugando al máximo nivel y la exigencia es máxima. Todo requiere un tiempo, yo confío en que le van a salir bien las cosas y tampoco he podido seguir todo lo que me hubiese gustado su trayectoria, pero yo confío en que tanto él a nivel individual como a Osasuna a nivel colectivo remonten esta situación que yo quiero, deseo y espero.

Como sustituto, habéis contratado a Satrústegui que estará cedido hasta final de temporada. De momento está siendo titular indiscutible y jugando a buen nivel. ¿Como lo estás viendo en estos primeros partidos?, ¿Crees que tiene nivel para ser un fijo en la máxima categoría los próximos años?

A Eneko le va a venir muy bien jugar este año muchos minutos, muchos partidos y creo que él necesitaba además eso, dar ese paso. En ese aspecto el Numancia es un buen sitio para conseguirlo. Luego ya será cosa de Osasuna que tendrá que pensar si la próxima temporada lo quiere en la primera plantilla o no. Para eso está jugando, y él está poniendo todo de su parte. Eneko es un chaval extraordinario y yo confío que esta experiencia le sirva para afincarse definitivamente en Osasuna y que esté muchos años ahí.

Y ya para terminar, la temporada pasada Nacho Zábal fue otro rojillo que estuvo cedido en Soria. Este año todavía tenía contrato con vosotros, pero se decidió que no continuara a pesar de que disputó 19 partidos de Liga. ¿Qué sucedió para llegar a esa decisión?, ¿No estaba contento, no contaba para el entrenador,…?

No es que tuviéramos contrato firmado, había una cláusula por la cual seguiría otro año si jugaba un número determinado de partidos y no la cumplió. Pero independientemente de eso, entre ambos clubes no hubiese habido problema. El entrenador y yo decidimos que hubiera un relevo en la portería ya que tampoco siguió Eduardo Navarro, el otro portero, y lo valoramos así y decidimos que Nacho no siguiera en Soria. Pero eso no quiere decir que no tenga nivel ni que nosotros no confiáramos en él, sino que en ese aspecto valoramos que había quizá situaciones de mercado que nos transmitían más ilusión en que estuviesenen Soria.

Muchas gracias por todo y suerte esta temporada

*Foto portada noticiasdenavarra.com, foto celebración del gol diariodenavarra.es

11 comentarios

  1. Café Roch says:

    César Palacios, un crack, que fue Gran Capitán de Osasuna. Una pena que tuviera que buscarse la vida fuera de Navarra cuando aún tenía varias temporadas de fútbol en sus botas..

  2. navarrico3 says:

    Uno de mis idolos de la infancia. Que cariño se ve que tiene a Osasuna
    suerte

  3. Nunca olvidare su liderazgo. El gran capitan

  4. Palacios, Osasunista de pro.

  5. Salida agridulce para un osasunista comprometido que sentía y sigue sintiendo nuestros colores. Ahora nos vendría bien un jugador como él.

  6. Gran jugador, mejor persona y osasunista for ever.

  7. Gurea Gorri says:

    yo kiero osasunistas asi en mi equipo

  8. Gran osasunista. Siempre recordaré la panacrata que en su partido de despedida rezaba” PALACIOS, EL LEON DE NUESTRO ESCUDO”
    Lo mejro que le podría pasar a osasuna es que volviera como Dtor. deportivo, sustituyendo al cáncer de martín gonzález.

  9. Palacios, historia viva de Osasuna. No nos vendria mal en la dirección deportiva del Club.

  10. Palacios genio y figura en Pamplona y en Soria..

  11. Que tiempos los de Palacios y que cantera.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>